Casita del Pelicano

Casita del Pelícano, el búngalo con vista al mar … Al quedarse en la Casita del Pelícano, la playa queda literalmente justo fuera de su puerta. El primer nivel le ofrece un gran salón con cómodos asientos y un cuarto de baño con azulejos de talavera, con agua calentada por vía solar. Las grandes ventanas, cerradas y cubiertas con pantalla, proporcionan una brisa fresca en toda el área de estar en el interior, donde podrá relajarse en el sofá mientras se escucha el sonido del mar. La espaciosa terraza al aire libre incluye una cocina totalmente equipada, disponible para su disfrute y comodidad. La planta alta de la Casita del Pelícano, dispone de una romántica cama king-size con ventanas cedazo que dejan entrar la brisa del mar de refrigeración toda la noche.

Extras: Las camas supletorias y conexión inalámbrica a Internet están disponibles sin cargo adicional. Hay, sin embargo, una carga adicional  por persona extra (más de dos) que se encuentren en cada casita.